Chinche del triángulo

Control de plagas

Chinche del triángulo

Lygus hesperus

Chinche del triángulo

Los chinches adultos son ácaros de morfología ovalada y aplanada. Presentan alas y su color puede variar entre verde y marrón oscuro con algunas marcas rojizas. Se les puede observar también una marca triangular más clara en la zona central de la espalda.
Los huevos de L. hesperus no son fácilmente observables debido a su reducido tamaño y a que se insertan en el tejido vegetal. Por último, en el estado adulto, los puntos negros que anteriormente se comentaban, desaparecen de la espalda.

Nombre científico: Lygus hesperus
Especies afectadas: Alfalfa. Tomates, Alubias, Algodón, Patatas
Tipo de hoja de datos: Parásito, Enemigo natural
Código EPPO:  LYGUHE (Hespery sencillo)
Síntomas: Para alimentarse (tanto larvas como adultos causan daños), L. hesperus hace uso de su aparato bucal, el cual es succionador. Fundamentalmente se alimenta de las semillas de la fresa que se encuentran en desarrollo, provocando que no se formen correctamente y que el fruto se deforme y pierda coloración, en tanto que la pulpa existente detrás de la semilla afectada, no es capaz de desarrollarse adecuadamente. Consecuentemente, aparecen semillas huecas que han perdido la coloración. A esta deformación se le conoce como “cat-face”, la cual puede ser confundida con una fisiopatía relacionada con una incorrecta polinización. Por esta razón, hay que tener claro la existencia y las consecuencias de la plaga, antes de realizar algún tratamiento fitosanitario.
Por último, comentar que la aparición de síntomas causados por L. hesperus es mayor en aquellas zonas en las que el cultivo de fresa es continuado.
Etapas de crecimiento: Los adultos, que tienen la capacidad de desplazarse de un huésped a otro, sobreviven la estación fría en plantas en flor, leguminosas o en cultivos de cobertura, tales como el trébol, las habas o las arvejas. En estos casos, el insecto plaga permanece fuera de los campos de fresa. Sin embargo, en algunos casos las chinches pasan el invierno sobre cultivos de fresa que fueron plantadas en verano o en fresas de segundo año.
En cuanto a las larvas, comentar que aparecen en tres temporadas, las cuales varían en función de las condiciones climáticas existentes. De todos modos, cabe destacar a los adultos de la tercera generación, ya que son los que provocarán los verdaderos problemas en la siguiente campaña fresera.

Lygus hesperus